Taller de arquitecturas del cuidado y envejecimiento activo.
mayo 23, 2018
0

Taller de Arquitecturas del Cuidado y Envejecimiento Activo.

01. Introducción

El pasado 17 de marzo de 2018 se llevó a cabo el segundo taller de codiseño del proyecto de viviendas colaborativas (Cohousing) de Taray.

Siguiendo el habitual esquema de los talleres, desde Microurbanía se hizo una presentación de los principales criterios de diseño en lo que respecta a la
arquitectura y el espacio del cuidado y dependencia. El objetivo de esta presentación era expresar la importancia del diseño y de la organización espacial en la construcción de comunidad y vecindario, en la calidad de vida, en la accesibilidad universal y en la salud.

Durante la presentación se expusieron varias referencias de proyectos para ilustrar otras arquitecturas que inciden especialmente en el bienestar y en la importancia de lo cognitivo, para vivir de la mejor forma posible una etapa de envejecimiento activo.

Se centró la atención en los servicios e infraestructuras de Brisas del Cantábrico en Cantabria, Färdknäppen en Estocolmo, Vitápolis en Toledo, Andritz en Austria, Residencia San Camilo, y Convivir en Horcajo de Santiago, Cuenca.

Microurbanía expuso también los principales criterios incluidos en el manual de diseño residencial para la asistencia a la dependencia de VICTOR REGNIER, profesor de Arquitectura y Gerontología de la Universidad de California del Sur.

Después de esta exposición de contenido arquitectónico, se contó con la presencia de Cristina Valero, trabajadora social y experta en servicios sociales centrados en personas en situación de dependencia. Cristina expuso los principales servicios de cuidados que existen hoy en día, así como la ley de dependencia, los ratios de personal adecuados y las distintas especialidades y profesionales, incluyendo los posibles costes asociados y los tiempos de dedicación.

Como es habitual en estas sesiones de trabajo conjunto, después de una parte teórica, se dió paso a una parte más práctica donde es el grupo/comunidad quién tiene que decidir, en base a reflexiones grupales sobre los co-cuidados, el envejecimiento en comunidad, etc. cuáles son aquellos cuidados que van a requerir de profesionales externos, qué servicios se van a contratar y, sobre todo, qué espacios se van a requerir para estos cuidados para completar el programa del proyecto arquitectónico.

 

El DISEÑO CONDICIONA. EL DISEÑO CAPACITA.

Accesibilidad

El concepto de accesibilidad, regulado en España hace 25 años, no era tan obvio anteriormente. En escaleras, pasamanos, barreras arquitectónicas, elevadores, señalización, suelos antideslizantes, etc, más o menos todos tenemos claro lo que son diseños accesibles, adaptados.

Empieza a ser más difícil de apreciar lo que supone un diseño inclusivo, un diseño respetuoso. La accesibilidad cognitiva, o el grado de interpretación del entorno por parte del individuo, por ejemplo, pocas veces se tiene en consideración. Un recorrido claramente señalizado, una tipografía fácilmente legible, o en braille, un código de colores y texturas sencillo, que delimite áreas, etc. Accesos claros, nodos en el suelo-centros focales, señalizan de dónde vengo y adónde voy.

Urbanismo y edaísmo

Venimos de la cultura donde la vejez, la enfermedad, la decadencia, se desarrollan en espacios físicos que se mantienen separados del espacio de la vida cotidiana que nos rodea.

Ubicados frecuentemente en la periferia de la ciudad, cementerios, hospitales, sanatorios, residencias, han sido arrojados fuera del alcance de nuestra conciencia corporal. Un gesto más del edaísmo al que se somete a este grupo social. Eso es urbanismo, planificación, diseño.

El sector privado, que controla este sector principalmente, aplica en su gestión los modelos de rentabilidad habituales en el sector hotelero, por similitud. Así, la localización está determinada por el precio. Esto hace que, los dependientes –dada la pensión media- tengan que desplazarse a la periferia.

Añadamos a este factor la demanda de servicios específicos de apoyo a la paulatina dependencia, y la ciudad debería dar respuesta en su planificación urbana. La ubicación de la parcela en la ciudad es determinante.

((Una planificación urbana que cuide, debería poder trazar itinerarios vitales: (1) accesibles, con puntos de descanso; (2) conectando plazas y escuelas; (3) que conduzcan a zonas verdes y huertos; (4) que enlace tiendas, bibliotecas, farmacias y centros de día o sanitarios. Conectando actuaciones independientes bastaría.))

Estereotipos

También venimos de vivir la participación de la vejez en el espacio urbano estereotipada. En ciudades europeas es más fácil encontrar otras imágenes. Estamos viviendo el cambio de paradigma. El modelo de cohousing senior en España tiene más preexistencias que revisar que cualquier cohousing.

Dietger Wissounig Architekten. Peter Rosegger Nursing Home

EL DISEÑO CUIDA. INTENCIONALIDAD DEL DISEÑO. Víctor Regnier (2002)

Podemos señalar, basándonos en el manual de diseño residencial para la asistencia a la dependencia de VICTOR REGNIER, profesor de Arquitectura y Gerontología de la Universidad de California del Sur, algunas de las 60 características del diseño intencional que señala como centrales. Se trata de medidas aplicables a todos y cada uno de los espacios, ya que no se puede hablar de cuidados sólo en un área de infraestructura sanitaria.

– El entorno debe tener escala doméstica, ser percibido como abarcable: todos se conocen, tanto personal como asistidos. Independientemente del tamaño para ser económicamente rentable, la percepción debe ser de edificio pequeño y grupo ajustado (25-30 uds., 40-60 para rentabilizar 24h. y nunca más de 90-100 uds).

– Debe otorgar al usuario completa privacidad: baño, cocina y espacio para invitado, habitaciones individuales y compartidas, mobiliario y decoración particular.

–La familia es parte de los cuidados y los edificios deben tener espacios en los que esto se produzca.

– Mantener el contacto con el vecindario: conjuntos que desarrollen vías imaginativas de interacción con el vecindario descentran la vida de la comunidad. Interesante situarse en recorridos hacia edificios focales (iglesias, bibliotecas, colegios...). (citar itinerarios vitales)

  Estrategias más concretas para alcanzar esos objetivos serían:

  1. Marquesina acceso. Protección de la lluvia en las circulaciones: cortesía y seguridad.
  1. Patios: En el caso de residentes con pérdida de memoria la configuración del patio puede permitirles salir al exterior sin perderse ni extraviarse. Combinar superficies verdes y pavimentadas permite una mayor utilidad para diferentes tipos de actividades. También proporciona protección frente al viento y al sol.

 

  1. Espacios intermedios: sentarse cerca del límite exterior del edifico da una seguridad adicional, por ejemplo, a los que padecen demencia. Los espacios intersticiales, como un porche con cubierta, un porche acristalado, una salita interior acristalada y una espaldera/enredadera son lugares protegidos para sentarse cerca de los límites del edificio. Las personas con demencia sólo conocen lo que pueden ver. Un mirador con plantas, por ejemplo. Control de sombras y reducción de deslumbramiento, especialmente en los límites exteriores de las edificaciones con espacio para sentarse.
  1. Atrios cubiertos. Jardín de invierno. Para aprovechar el exterior y hacer ejercicio en dias lluviosos.

 

  1. Jardines de los sentidos: con recorrido en bucle para facilitar la orientación. Despiertan la motivación y curiosidad, dar una sensación de seguridad. Diseño biofílico: olores, sensaciones, sonidos, que relajan, conectan. Agua, especialmente: relajación.

Si la intención en la planificación de los jardines es, además favorecer el movimiento, trabajar en la psicomotricidad, reforzar los recuerdos y apoyar las relaciones sociales, estamos hablando de jardines terapéuticos. Para individuos con demencia, incluimos elementos del lugar, reconocibles y familiares. Bucles para no perderse.

Jardín nocturno: paseantes nocturnos, o a la puesta de sol.

  1. Pasillos como habitaciones y pasillos con carácter. Con áreas de descanso cada 15 metros. El rellano de las escaleras, también un sitio para el encuentro, y para descansar y recargar pilas, animando a usar las escaleras.
  1. Pre-visión. Separar una sala del pasillo con un cristal, permite ver el espacio antes de decidir entrar en él. En un lugar donde se vive en comunidad hay que cuidar cuándo y con quién te apetece encontrarte.

Espacios interiores abiertos que permiten ver de un vistazo todas las circulaciones pero incluyendo diferenciaciones espaciales: medias paredes, paredes en media altura, diferencias en la altura del techo y cambios en los materiales del suelo, plafones, y en el color y la textura de las paredes. Por ejemplo, para subdividir un comedor grande en espacios más íntimos.

Empequeñecer los grandes espacios y agrandar los pequeños. Estas técnicas suavizan la escala del espacio más grande del edificio, como en el caso de los comedores. Hacer que los pequeños espacios parezcan mayores es el problema contrario. Unos alféizares a baja altura y unas ventanas grandes que permitan la vista exterior hacen que una habitación pequeña parezca mayor.

  1. Lugares para el encuentro: Una mesa con sillas colocada en una zona central es muy atractiva para diferentes grupos el día y al atardecer. En pasillos, en salas… Y para el
  1. Fototropismo humano: claraboyas                                                                                                                                                                                      
  2. Despachos amigables que permitan la visibilidad y la transparencia.                                                                                                                                                                       
  3. Viviendas para toda la vida. Obviamente, no tener que modificar ni un pomo de la puerta, o un suelo, la altura de una encimera y de los muebles…Todo debe estar previsto y ser perdurable.
  4. Puntos de luz y variedad en las fuentes de luz.

Ejemplos cercanos, recientes, aunque pocos, cada vez más, ilustran estas buenas prácticas, y apuntan un cambio de paradigma, donde el diseño ambiental y arquitectónico es fundamental para conseguir un verdadero entorno de desarrollo personal.