Encuentro Cohousing. Otros modelos residenciales: viviendas colaborativas y cohousing
junio 9, 2020
0

Presentación de nuevos modelos de vivienda sostenible como alternativa al problema de la vivienda y los hogares de ancianos.

Encuentro organizado por Marea Atlántica en el marco de una serie de charlas confinadas: "de Xanela a Xanela".  Hemos sido invitados como equipo especializado en el acompañamiento y diseño de proyectos de Cohousing. Hemos disfrutado de compartir mesa con Jaime Moreno de Trabensol y Margarida Veras de Outra Forma de Vivenda. 

El objetivo de este debate es poner sobre la mesa nuevos modelos de vivienda asociados a alternativas de vida diversas. También encontrar claves que nos permitan transformar el actual modelo de residencias tras el drama ocurrido durante la pandemia.

 

Introducción

Primero, queremos decir, por introducir nuestro enfoque y en relación al título del diálogo, que tanto desde Microurbanía como ReBive , vemos el cohousing como una clara alternativa de acceso a la vivienda pero no sólo.

Es obvio que existen serios problemas de acceso a la vivienda (altos costes, especulación, concepción de la vivienda como un bien de cambio). Creemos, por tanto, que es necesario recuperar la idea de vivienda como bien de uso, como un derecho fundamental, además reconocido en la Constitución, imprescindible para desarrollar una vida digna. Condiseramos fundamental también diversificar la oferta de regímenes de tenencia, en España completamente monopolizado por la propiedad individual, con un porcentaje muy pequeño de alquiler y apenas varios ejemplos de cesión de uso.

Pero pensamos que el Cohousing trasciende el objetivo de acceso a una vivienda. Entendemos el Cohousing como una alternativa, no sólo de vivienda, sino como una alternativa de vida, a muchas escalas: a nivel de sostenibilidad, a nivel social, a nivel comunitario a nivel de cuidados.

Nos gusta usar el concepto de comunidades de cuidados. Estos cuidados hablan de la escala material (necesidades biológicas) pero también de las inmateriales (afectos, relaciones, seguridad psicológica). Todas las personas necesitamos estos cuidados cada día, en nuestra cotidianeidad, por tanto, nos parece una base imprescindible para desarrollar estos proyectos. Estos cuidados, además, han sido, y siguen siendo, ejercidos por las mujeres, invisibilizados e infravalorados.

Por tanto, No se trata sólo de la promoción colectiva de vivienda, accesible y no especulativa, sino también de la construcción de comunidades con vocación de establecer vínculos en su seno y con su entorno cercano. Hablamos de apoyo mutuo, de corresponsabilidad, de resiliencia, de de cocrianza, de cocuidados, etc.

 

Esta alternativa de vida, más allá de la vivienda, se ve muy bien en el Cohousing Senior, donde la necesidad mayoritaria no es la del acceso a una vivienda (la mayoría tienen ya una vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler). La carencia es otra y la motivación es desde luego otra y mucho más amplia.

El Cohousing Senior tiene que ver con los cuidados mutuos; el combatir la soledad no deseada; con un fuerte deseo de nuevos proyectos vitales; independencia de los hijos o de la familia en genera; deseo de envejecer en casa, o como en casa (informe UDP), con tu red, con tus cosas (sentido de seguridad y pertenencia, identidad); con la autonomía personal, con el envejecimiento activo.

Esto dista mucho de lo que significan las residencias de mayores. De hecho nunca hemos sido muy partidarios de compararlas, puesto que ni los perfiles ni los objetivos son comparables.

 

Breves comentarios sobre las residencias de mayores.

Sin ser expertos en las residencias, si que somos conscientes de se llevan ya muchos años apostando desde muchos sectores por una transformación del modelo de residencia de mayores, desde la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia de España, e incluso antes.

En nuestra opinión, en primer lugar, y a corto plazo, sería interesante mejorar las actuales residencias hacia modelos más personalizados, más integrales, más humanos, más domésticos, que primen la autonomía personal, la participación y la dignidad de las personas. Avances interesantes como el trabajo que se está haciendo en Navarra.

En segundo lugar, es importante repensar por qué tiene tan poco importancia, a día de hoy, la atención domiciliaria. Entendiendo que es en casa donde de verdad quieren vivir las personas, durante toda su vida, también en la vejez, según todos los estudios y encuestas realizadas.

Y en tercer lugar, hay que avanzar en el apoyo a proyectos de innovación social y de cuidados como el Cohousing. Asturias, Barcelona, Rivas... son buenos modelos a seguir.

Entendemos que, de momento, se tienen que dar estas tres patas y seguramente alguna otra a la vez para diversificar las opciones.

 

Características del modelo. Modalidades. Cohousing Intergeneracional, Cohousing Inclusivo, Cohousing Rural.

El cohousing son personas y grupos que desean promover un proyecto de vida en común y una comunidad con vocación de crear vínculos y apoyos mutuos. Se trata de construir comunidades de cuidados a partir de poner las necesidades, deseos y la vida de las futuras personas en el centro. El apellido que tenga el cohousing va a ser específico en tanto que responda a esas necesidades, motivaciones, objetivos y expectativas particulares.

Las características compartidas sobre qué es el cohousing:

  • Es autopromovido, autogestionado con apoyos.
  • Es equilibrio entre lo público, lo privado y lo común garantizando al mismo tiempo la intimidad y privacidad y la economía individual con el compartir recursos espacios, actividades, cuidados…
  • Es propiedad de la cooperativa y cesión de uso de los espacios a los y las usuarias de la cooperativa, las fórmulas más coherente con la construcción de comunidades.
  • Es democrático, toma de decisiones horizontal.
  • Es comunidad y participación puesto que las personas usuarias de involucran durante todo el proceso.

 

Cohousing Senior

Hay que entender que estas iniciativas surgen de un contexto:

  • Cambios muy profundos en los modelos socio-familiares, laborales, demográficos, y económicos.
  • Envejecimiento de la población (de los países más envejecidos según Naciones Unidas). La longevidad de nuestras sociedades, incertidumbre,
  • Profundización Democrática. Deseo cada vez mayor de participación y de control de la toma de decisiones.
  • Crisis-Revolución de los cuidados. Cada vez somos más conscientes de nuestra interdependencia y eco dependencia. Cada vez se hace más evidente que la sostenibilidad de la vida debe estar en el centro.
  • Crisis de la dicotomía Producción-Reproducción y el valor que asociamos a cada una de ellas.
  • Estado familista. Los cuidados asumidos por familiares en general, por la mujeres en particular.
  • Los cuidados como un derecho básico.

También surge ante una serie de necesidades y motivaciones compartidas:

  • Cuidados mutuos.
  • Combate de la soledad no deseada.
  • Deseo de nuevos proyectos vitales.
  • Independencia de la familia.
  • Deseo de envejecer en casa (informe UDP), con su red, con sus cosas (sentido de seguridad y pertenencia, identidad).
  • Mayor estabilidad o seguridad económica.

 

Funcionamiento. Servicios que ofrecen.

Hay que entender que las cooperativas de vivienda en cesión autogestionan sus propias necesidades. 

Nos gusta más hablar de los apoyos necesarios más que de los servicios que ofrecen. Se puede pensar y trabajar desde el principio qué necesidades presentes y futuras tenemos, cómo podemos cubrirlas, qué apoyos internos y externos vamos a necesitar. Más que una carta de servicios. Debemos crear  y diseñar, desde el principio, las condiciones para que puedan darse esos apoyos externos.

Nuestro enfoque es el de la prevención de la dependencia y la promoción de la autonomía personal, mediante los cuidados, los compromisos y  los apoyos, cuando sean necesarios. 

 

Organización. Espacios.

La arquitectura no es neutra, condiciona. Si decimos que queremos construir comunidades con una vocación e intención de generar vínculos el diseño también habrá de ser intencional

No es lo mismo diseñar una residencia que un cohousing. O una promoción convencional de viviendas, aunque sea colectiva que un cohousing. Igual que hay equipos de arquitectura especializados lo mismo ocurre con estos proyectos. Somos unos pocos grupos de arquitectos que llevamos tiempo trabajando e investigando sobre la forma y la estructura física que acompaña al diseño comunitario.

Muchas veces nos hemos encontrado grupos que cuidan mucho el proyecto social, su organización, un tipo de financiación ética, pero llega a la parte arquitectura y parece que todo vale, podemos encargar el proyecto a un estudio de arquitectura que nos lo entregue en unos meses.

Queremos reivindicar otra manera de trabajar, una aproximación al arquitecto facilitador que a través de un proceso de codiseño de ida y vuelta (usuarixs-técnicxs) se va definiendo el proyecto.

Algunos criterios arquitectónicos que tenemos en cuenta a la hora de este diseño intencional:

  • Espacios intermedios y de transición, entre lo privado y lo público, encontramos lo común. Distintos grados de privacidad enriquecen la vida cotidiana y vecinal.
  • Pensar los recorridos, no es lo mismo llegar con tu coche y aparcar en la misma puerta de tu casa que alomejor aparcar a 30 metros y en esos 30 m puedas encontrarte con 2 o 3 vecinxs.
  • Lo mismo ocurre con las visuales, entender todo el conjunto de un vistazo, genera una sensación de seguridad, de pertenencia, además de invitarte a ir a otras zonas si ves que hay actividad, por ejemplo, o todo lo contrario, no te apetece en ese momento. Edificios que no sean demasiado altos para no perder el vínculo con el nivel de calle y de jardines.
  • Equilibrio entre las zonas más íntimas y estos espacios comunes. Manteniendo tu autonomía siempre que lo desees pero teniendo la posibilidad de compartir determinados momentos del día también.
  • Las zonas comunes como una extensión de la vivienda. Bien diseñadas podemos pasar de una renuncia de 20-30 m2 a una ganancia de esos 20-30 x las 15 o 20 unidades que existan donde podamos desarrollar actividades que son importantes para nosotrxs.
  • Diseño inclusivo y accesibilidad universal.
  • Escala y subescalas del proyecto.
  • Flexibilidad de adaptación con el tiempo.
  • Ecología, bioclimatismo y bioconstrucción.

 

Como conseguir viviendas colaborativas sostenibles e integradas en el ambiente.

El desarrollo inmobiliario ha estado guiado por la Estandarización. Producción en serie. Necesidades homogéneizadas. En base a premisas de mercado para vender vivienda barata. Malas calidades.

Pensar estos proyectos desde los futuros usuarios y sus necesidades, nuestra interdependencia con el planeta que nos sostiene y nuestra salud, unido a equipos especializados en arquitectura ecológica y bioclimática supone un cambio enorme en materia medioambiental.

Mayor control y conocimiento de los impactos que generamos, al ser más conscientes, en la sostenibilidad a largo plazo, en la optimización de recursos, la gestión responsable de los recursos, del agua, reciclaje, materiales locales y naturales.

Podemos construir edificios de consumo casi nulo o pasivos, ecológicos, bioclimáticos. Podemos producir nuestra propia energía. Podemos convertirnos en parte de la solución frente al cambio climático.

 

Localización: en el espacio urbano, en el contorno próximo de la ciudad, en el campo.

Hay una gran diversidad de iniciativas y proyectos surgiendo de los diferentes territorios.  Estamos desarrollando dos servicios en colaboración con ReBive para todas aquellas personas interesadas en estos proyectos:

  • En el campo: Cohousing Rural en atención a las muchas personas que nos escriben para conocer proyectos y personas que deseen irse a vivir al campo y deciden mirar algún terreno o alguna casita abandonada. Creo que va a ser cada vez más frecuente y a nosotrxs nos parece muy ilusionante esta conexión rural urbano.
  • En el medio urbano: Cohousing en Rehabilitación.  Resulta que hay miles de viviendas y edificios vacíos en toda España, también en el centro de las ciudades, y personas y grupos con necesidad de vivienda. Es posible utilizar estos edificios para acoger a comunidades de Cohousing.

 

Financiación (bancos éticos, etc..)

Esta es una de las grandes preocupaciones de los grupos. Sobre todo a la hora de abordar la compra, perdiendo muchas oportunidades por no existir cauces fáciles. Apuntamos algunas claves importantes:

  • Necesidad de mecanismos y herramientas disponibles para las cooperativas, accesibles para que no se convierta en uno de los principales frenos que existen a día de hoy.
  • Que sea una financiación compatible con la propiedad colectiva y la no división horizontal.
  • Financiación pública. (Navarra, Comunidad Valenciana, Generalitat).
  • Fondos para promotores sociales para que puedan comprar un terreno o un edificio con el aval público. (Generalitat de Cataluña).

 

Relación con los servicios sociales del barrio y  personal sanitario.

Conviene recordar aquí que no estamos haciendo hospitales, ni siquiera centros medicalizados. Estamos construyendo lugares donde vivir dignamente. Ni si quiera las residencias son espacios medicalizados. Nadie quiere vivir en un hospital. Otra cosa diferente es que garanticemos la seguridad de las personas y su pleno derecho a la atención sanitaria. El trabajo que está haciendo el gobierno de Navarra para la implantación de un nuevo modelo de centro residencial para mayores y personas con discapacidad va en esta dirección.

Conviene recordar también que el Cohousing Senior es una apuesta por la prevención de la dependencia, por la autonomía personal y el diseño de apoyos necesarios desde el principio para que una persona no tenga que abandonar nunca su hogar.

Debemos buscar la Integralidad y colaboración entre los distintos agentes, recursos, espacios y servicios. Existen los servicios sociales, pero también redes de apoyo, comunidades, entidades, ONGs. Cabe recordar que, en Asturias, el Cohousing (alojamientos colaborativos) ha sido reconocido como "Equipamiento" susceptibles de acogerse al sistema de servicios y prestaciones a la dependencia si contemplan un compromiso de cocuidado basado en el modelo de Atención Integral y Centrado en la Persona (AICP), además de poder optar a suelo dotacional.

 

Implicación de los organismos oficiales en su fomento y desarrollo.

Estamos muy acostumbrados a una dicotomía público privado.

Creo que es un momento más que oportuno para para fomentar las relaciones público-social-comunitario para poder plantear proyectos innovadores que de verdad respondan a nuevos paradigmas vitales y relacionales.

Nos atrevemos a lanzar varias propuestas podrían facilitar estos proyectos:

  1. Difundir el modelo en colaboración con los equipos técnicos y grupos en funcionamiento. Charlas, encuentros como este, debates.
  2. Generar espacios de trabajo conjunto como mesas sectoriales y mesas interdepartamentales.
  3. Regulaciones para incluir y reconocer estos proyectos.
  4. Programas completos enfocados al proceso. Que de garantías a los grupos pero también a la administración. ¿Cómo se garantiza esto? Con una metodología y con un equipo técnico especializado como Microurbanía. Ejemplo: Cohabita Rivas.
  5. Facilitar terrenos y edificios (banco/cartera de terrenos y edificios) a cooperativas de vivienda en cesión de uso ya sea a un grupo concreto a través de un concurso en dos etapas: comunidad – proyecto.  Para ello, las administraciones locales tienen una herramienta como el
  6. Ejercer el derecho tanteo y retracto para hacerse con edificios en venta y poderlos ceder para uso social.
  7. Entender estos proyectos como comunidades de cuidados que promueven el apoyo mutuo y la autonomía personal, que trabajan por la prevención de la dependencia. Podemos entenderlos, por tanto, como proyectos de interés social y como equipamientos de bienestar social, tal y como ha hecho la Consejería de Servicios Sociales de Asturias.
  8. Ceder suelos dotacionales a este fin para que puedan ser utilizados durante un tiempo (según la ley 75 años) sin perder la propiedad y garantizando un uso social del suelo.
  9. Financiación pública. Avales. Bonos. 
  10. Reconocimiento y colaboración con los promotores sociales y con las propias cooperativas. Estamos haciendo vivienda social, comunitaria, ecológica, digna. Pensamos que somos los mejores aliados para la administración pública. La Ley de Vivienda de Cataluña reconoce el derecho de tanteo y retracto, por ejemplo, a promotores sociales.

 

Implantación a nivel internacional, estatal y gallego.

El Cohousing ya es una realidad muy consolidada en todo el mundo, especialmente en Dinamarca (casi un 30% del parque de vivienda del país, en Copenhague el 60%) Suecia, Alemania, también en Estados Unidos, en Canadá. Pero no sólo en el Norte Global. En Uruguay hay más 500 cooperativas y más de 25.000 familias organizadas en una única federación. Han conseguido cambios legislativos que dan cobijo a estos proyectos, financiación pública, banco de tierras y edificios públicos para cesión, guías técnicas, homologación de equipos técnicos desde la propia administración pública.

La demanda ya es una realidad, la red también, los equipos técnicos que acompañan también. Es sobre todo la administración pública quien tiene que convertirse en una verdadera palanca para impulsar estos proyectos. Estamos hablando de construir comunidades resilientes frente a las crisis, ciudades más sostenibles, derecho a la ciudad, economía de los cuidados, empleos con impacto social y sostenible, economía social y solidaria. No es una cuestión de varios proyectos puntuales. Estamos hablando de una mirada a futuro, de pensar hacia dónde queremos dirigirnos.

El pasado octubre organizamos el primer encuentro estatal de vivienda colaborativa, que tuvo lugar en Madrid. De ahí han surgido diferentes redes, entre ellas formamos parte de una donde hay representadas en torno a 20 organizaciones de equipos técnicxs de cohousing.

Tanto desde Microurbanía como desde ReBive estamos a disposición de cualquier organización, administración, grupo, universidad, como asesores y consultores para impulsar estos proyectos. Si estáis interesados/as podéis contactarnos en hola@microurbania.com para el proyecto social o info@rebive.com para cuestiones más arquitectónicas o urbanísticas.

 

 

 

Deja un comentario